¿CUÁNTO APRENDIERON?

Cuando las clases presenciales comenzaron, respiramos tranquilos pensando que la educación de nuestros hijos retomaba su ritmo habitual.

Las aulas, los compañeros, los docentes, todo dispuesto a los fines del aprendizaje. Las ansiedades de los primeros días se fueron atenuando y los chicos se fueron adaptando paulatinamente a trabajar lejos de la mirada y de la ayuda personalizada de sus padres.

Esto último no se dio en todos de la misma manera. Algunos se mostraron más inseguros, requiriendo de más ayuda o extrañando los mimos y el apoyo de sus papis en el momento de hacer una tarea. Cada niño es diferente y tiene necesidades diferentes.




Muchos fueron los esfuerzos de docentes y de familias para sostener las clases virtuales y asegurar los contenidos de cada nivel. No obstante, no todos los chicos han podido aprovecharlos de la misma manera.

Nos encontramos en la escuela con chicos que no han podido incorporar contenidos básicos y este año no pueden responder adecuadamente a las exigencias del grado en el que se encuentran.

Algo que podíamos imaginar que sucedería, pero que cuando lo comprobamos, nos inquieta y nos impulsa a pensar en cómo revertirlo.

Los más afectados son los niños de nivel inicial y primer ciclo. Los chiquitos de jardín dado que no tuvieron la experiencia de salitas anteriores donde se aprenden tantos hábitos de convivencia entre amigos, de grafismos y de nociones que los preparan para aprender las letras y los números. Los chicos de primer ciclo, porque aprender a leer y escribir y a operar numéricamente, es difícil a través de una pantalla.

Por eso maestros y padres debemos tener mucha paciencia para ayudarlos reforzando los aprendizajes que no están afianzados antes de avanzar con los nuevos. No importa si aún no pueden seguir el ritmo del grado, lo importante es que vayan incorporando los contenidos y avanzando. Si están en primero, tareas de refuerzo de las que se hacen en preescolar facilitarán el contacto con letras y números. Para segundo y tercero, retomar y practicar el reconocimiento y lectura de letras, sílabas, palabras, cifras, les permitirá apropiarse de la lectoescritura y el cálculo.

¡La contención emocional combinada con tareas de repaso y ejercitación son los mejores aliados para mejorar los aprendizajes!


Fuente Fotográfica: <a href='https://www.freepik.es/fotos/escuela'>Foto de Escuela creado por freepik - www.freepik.es</a>

Entradas destacadas
Entradas recientes